Ana Recio, voluntaria.

0

“Me siento feliz siendo voluntaria, nunca había podido disponer de mi tiempo para hacer algo por los demás. Ahora sí y no quiero desaprovechar esta oportunidad”

Ana es voluntaria de 1 Kilo de Ayuda desde que se quedó en paro hace unos meses. Después de más de 37 años volcada en su trabajo en una gran empresa de estudios de mercado, sus actuales circunstancias le han permitido tener tiempo para dedicarse a una inquietud que siempre le había rondado, quizás por experiencias personales, el voluntariado. Ahora da gran parte de su tiempo a tres ONG donde realiza colaboraciones muy distintas.

Se puso en contacto con 1 Kilo de Ayuda a través de un anuncio del portal hacesfalta.org para colaborar con el departamento de logística en el trabajo de mantenimiento de las tarjetas donativo que se encuentran en los supermercados.

“Desde el primer momento el balance no puede ser más positivo. Me llamó la atención como me recibieron, no le dieron importancia a ningún requisito como la edad o el tiempo que tuviera disponible.

En poco tiempo empecé a trabajar sobre el terreno, visitando supermercados y realizando las tareas de limpieza de los expositores, cambio de las tarjetas, revisión del estado general, colaboro según se me va necesitando y mi disponibilidad. Desde el principio me han dado total libertad para que yo organizara mi tiempo.

He realizado todo tipo de labores desde las administrativas, almacén, trabajo de calle…y siempre con absoluta confianza en mí. De hecho después de tantos años trabajando en una empresa en las que raramente mi trabajo era reconocido, ha sido muy emocionante los testimonios y mensajes de agradecimiento que he recibido aquí por mi labor.

Me encantaría seguir colaborando con ellos todo el tiempo que sea necesario, tanto por la labor que realizan, como por el buen ambiente de trabajo que es seguramente un reflejo de la ilusión por seguiincrementando el valor de las ayudas que se destinan a los proyectos

A veces pensamos solo en el voluntariado que se realiza directamente con las personas que son beneficiarias de los proyectos, pero también es importante dar apoyo a organizaciones para desarrollar trabajos que forman parte de la cadena que es necesaria para ayudar a quien lo necesita.

Lo importante es que con el voluntariado yo puedo aportar mi granito de arena y mi trabajo va a revertir directamente en que alguien que lo necesita se vea beneficiado. Esto además cobra más sentido en un programa como 1 Kilo de Ayuda que trabaja para conseguir fondos que se canalizan a proyectos en todo el mundo.

Animo a todos los que alguna vez han pensado en hacerse voluntarios para que den el paso, porque seguro que no se van a arrepentir, siempre se puede ser útil”. Desde 1 Kilo de Ayuda agradecemos a Ana la confianza que ha puesto en nosotros, sus ganas de trabajar y su generosidad.

Share.

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies