Ivonne: deseos de superación que dan frutos

0

Ivonne necesitaba un trabajo. Con 24 años, esta estudiante de Comercio de la Universidad Complutense sentía que era el momento de comenzar a ganar experiencia para mejorar su currículum. Además, las cosas en casa no marchaban bien en lo económico: sus padres tuvieron que cerrar un locutorio y una frutería de las que eran dueños. Desde entonces no ha sido fácil para ellos.

Enviaba currículums y se inscribía en páginas webs de búsqueda de empleo, pero sabía que las posibilidades de conseguirlo eran pocas entre tanta competencia. Y entonces, la suerte le sonrió: “Vi un anuncio en Facebook sobre un curso de comercio en la Fundación Altius. Me llamó la atención porque pensé que podía complementar lo que estoy estudiando. Además, ofrecían prácticas así que aproveché la oportunidad”, nos cuenta.

A pesar de tratarse de un curso de dos meses, Ivonne asegura que el contenido ha sido muy completo. Valora el hincapié que ponían sus profesores de la fundación en la parte del autoconocimiento: “Hacíamos muchas dinámicas para conocernos, para saber cuáles son nuestras fortalezas y debilidades”, explica.

Al finalizar el curso, fue seleccionada para hacer prácticas en Bricomart Usera. Recuerda que fue una época ardua para ella pues debía compaginar sus obligaciones con la universidad, con el curso y con las prácticas. Sin embargo, supo organizarse y sacar provecho de esta etapa, pues al finalizar las prácticas, le ofrecieron un contrato de trabajo.

“Durante las prácticas pensaba: “me tengo que quedar, lo tengo que conseguir”. Pensaba que si no lo conseguía, al menos habría ganado experiencia en el currículum. Cuando me llamaron, me puse muy contenta. Mis padres también lo estaban”, nos relata entusiasmada.

La experiencia hasta ahora ha sido más que grata. Disfruta de su trabajo atendiendo a la gente y aprendiendo todo lo que puede sobre lo que le apasiona: “Me gusta ayudar a la gente, hacerla sentir a gusto y cómoda”, afirma.

Considera que su interés por el comercio puede ser de familia: “Cuando era pequeña, ayudaba en la frutería de mi abuela. Al terminar mis deberes del colegio, echaba una mano para cobrar y atender a los clientes”, rememora.

En dos años, Ivonne terminará su carrera universitaria. Espera poder continuar en Bricomart, ganando experiencia e independencia económica.

Share.

Leave A Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR