Terminan las obras del aula de secundaria en el Colegio Mano Amiga Puebla

0

En 2006 comenzaba a funcionar el colegio Mano Amiga Puebla en México, que hoy en día proporciona educación, asistencia sanitaria y formación para el desarrollo integral de 720 alumnos.

En un principio se consiguió poner en marcha una estructura suficiente para atender a niños de preescolar y primaria, sin embargo aún se necesitaban recursos para construir un edificio donde poder albergar a los alumnos que fueran terminando los primeros ciclos y tuvieran que acceder a secundaria.

Gracias a las aportaciones de las personas que han colaborado con 1 Kilo de Ayuda se ha conseguido llevar a cabo la construcción y dotación de un nuevo edificio para iniciar clases de secundaria en espacios adecuados.

Para este llevar a cabo este proyecto además de los centros comerciales que habitualmente colaboran con 1 Kilo de Ayuda se ha contado con la participación de Toys’R’Us y gasolineras Galp que han contribuido mediante la venta en sus establecimientos de pulseras solidarias.

Francisco Serrano, Director del colegio, nos cuenta lo importante que es para el colegio esta nueva dotación: “A través de estos años de crecimiento de la comunidad escolar, se han tenido logros que no se esperaban en tan poco tiempo, la construcción de secundaria es uno de ellos, y gracias a esto, nuestros alumnos se están convirtiendo en un agente positivo de cambio en su comunidad, apoyado  principalmente en su testimonio, además de pensar y planear un nivel de vida mejor, del que les tocó nacer, y esto se ve reflejado en sus hábitos y costumbres, y que sin duda cuando lleguen al bachillerato serán líderes en sus comunidades y familias, donde podrán tener la base necesaria para llegar a cualquier Universidad”.

A partir del mes de  agosto los jóvenes de primero y segundo de secundaria han ocupado las clases del nuevo edificio que cuenta con seis aulas, un laboratorio de química y un laboratorio de computación

En la zona de San Pablo de Xochimehuacan, donde se encuentra situado el centro, la mayoría de las familias viven en vecindades donde llegan a habitar en cada vivienda de 6 a 8 personas, donde las necesidades básicas son el agua potable y luz. Hay familias que viven aún en cuartos de lámina y asentamientos irregulares, poniendo en riesgo la integridad de cada familia.

Las familias de los niños usualmente se encuentran conformadas, aparte de los padres y hermanos, por tíos y abuelos. En general ese tipo de convivencia no es la más propicia para la formación y desenvolvimiento de los mismos. El entorno en el que viven no favorece la estabilidad en sus vidas y eso se ve reflejado en la vida escolar. Al mismo tiempo la vida laboral que llevan estas familias impide muchas veces la continuidad escolar, ya que algunos de los niños deben trabajar siendo éste un factor determinante de abandono escolar y que desanima a los niños en sus posibilidades de poder completar sus estudios.

La labor del colegio en este caso va más allá de la educación ya que su objetivo es trabajar no solo con los niños sino también con cada una de las familias, para que de igual manera crezcan y tengan una perspectiva de llevar una vida de calidad, lo cual aportara a los niños un mejor futuro.

Share.

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies